Biografía de Don Salvador Andreu y Grau (1841 - 1928)

foto salvador andreu

Farmacéutico, empresario y filántropo español, nacido en Barcelona en 1841 y muerto en la misma ciudad en 1928. Ha pasado a la historia como el inventor de las famosas “pastillas para la tos del Dr. Andreu”.

Salvador Andreu abrió la primera farmacia moderna en Barcelona el 22 de diciembre 1866, en concreto en el barrio Gótico, donde ofrecía unos escaparates y un servicio distintos al resto de las farmacias de la ciudad. Cuatro años después de abrirse, la farmacia se convirtió en laboratorio desde donde comenzó a comercializar las pastillas para el asma y la tos que le proporcionaron una fama que aún llega hasta nuestros días. Por su organización, importancia y medios técnicos, fue una de las farmacias mas importantes de España.

En la década de los años ochenta del siglo XIX su próspero negocio le permitió trasladarse a la rambla de Sant Josep, donde inauguró un establecimiento moderno e innovador. Aunque por esa época ya eran muy famosas sus pastillas contra la tos, otros productos que se comercializaban con su marca comenzaron a exportarse a otros países del mundo como Argentina, posiblemente por la gran cantidad de emigrantes españoles que se encontraban en este país.

Sin embargo, las inquietudes comerciales y publicitarias de Salvador Andreu no se desarrollaban dentro de la tónica general del resto de los empresarios españoles, poco interesados en esta rama publicitaria y comercial de las empresas. No obstante, la implantación de empresas suizas y alemanas en España desde tiempo atrás y su desarrollo en este ámbito sirvió a Salvador de inspiración. En esos momentos, la industria catalana estaba en pleno desarrollo y el Dr. Andreu comenzó a invertir en negocios urbanísticos, para lo cual desvío parte de sus beneficios con los que compró solares del Ensanche barcelonés para su posterior edificación.

A comienzos del siglo XX se asoció con el grupo financiero Arnús-Garí y a otros burgueses para crear la primera promotora inmobiliaria, El Tibidabo S.A., que desde su nacimiento se encargó de la edificación de los barrios de la parte alta de la ciudad. Aunque los principales proyectos realizados por la promotora iban destinados a la montaña del Tibidabo, se mejoraron los accesos a la montaña, se creó en 1908 el parque de atracciones, así como numerosos restaurantes, hoteles, salas de fiestas y salas de exposiciones.

El desarrollo que experimentó la ciudad de Barcelona durante esta época, tanto en industrialización como en el gran número de inmigrantes llegados de todas partes de España en busca de trabajo, favoreció los negocios de Salvador, tanto el inmobiliario como el farmacéutico.

Presidente honorario de varios colegios farmacéuticos, coleccionista de arte y muy querido en su ciudad natal, murió dueño de una gran fortuna económica. Su vocación farmacéutica continuó durante las siguientes generaciones de su familia, que fueron también en su gran mayoría farmacéuticos y los encargados de consolidar en España y en el resto del mundo el negocio iniciado por él, en su farmacia del barrio Gótico.

Aunque todavía se comercializan las famosas pastillas del Dr. Andreu para la tos, son las únicas que se mantienen de todos los productos comercializados por el farmacéutico. En 1988 fue comprada por la recién creada Ercros, aunque debido a que esta empresa química estaba más centrada en los fertilizantes y no tenía infraestructura para investigar en este terreno, un año después de adquirirla fue vendida al grupo suizo Hoffmann-La Roche, que supuso el fin definitivo de la empresa familiar.

ARCHIVO FUENTE: http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=andreu-i-grau-salvador [La Web de las Biografías]

Productos Destacados